A los Registros Akáshicos se les conoce también como: Libro de la Vida, Libro del Alma, Crónica Ákasha, Anales Akáshicos, Memoria del Mundo, Libro del Tiempo, etc.

Para poder explicar lo que son, se dice que es un libro donde todo está registrado, o un depósito en el que se almacena todo, una sustancia energética que todo lo impregna y que tiene registrada toda la experiencia de la vida. Es una frecuencia vibracional a cuya energía es posible acceder para obtener aquella información que nos servirá en nuestro camino evolutivo.
Los Registros Akáshicos son una base de información ilimitada, que contiene absolutamente todo desde el principio de los tiempos, desde el principio de la vida y de toda Vida.

Siendo así, también contienen por supuesto toda la información sobre nuestras vidas: cada palabra, cada pensamiento, cada emoción, cada acción de cada uno de nosotros a los largo del tiempo.

Acceder a los Registros Akáshicos supone tener información de todo el conocimiento de todas las cosas, desde las más cercanas a las más remotas o lejanas. Desde nuestra propia vida hasta el origen del Universo. Desde obtener respuestas al porqué nos suceden determinados acontecimientos en nuestra vida actual a cualquier acontecimiento de vidas pasadas.

Es difícil lograr un cambio cuando no nos conocemos. Por eso es importante tener información sobre las acciones y hechos pasados, pues todos tenemos determinados patrones de comportamiento, que se repetirán si no tenemos conocimiento de ello. Una vez que sabemos de dónde viene un determinado patrón, podemos cambiar nuestra respuesta ante una situación y vivirla de forma diferente.

Trabajar con los Registros Akáshicos es mirar profundamente en nuestro interior para liberar, sanar, comprender y amar, pues contienen la historia de cada chispa divina, que es nuestra alma desde el principio de los tiempos.

Todos tenemos la capacidad de conectar con los Registros Akáshicos. Todo el conocimiento está ahí para servirnos en nuestro camino evolutivo.

En la antigüedad el acceso a los Registros estaba restringido a unos pocos iniciados. En nuestro tiempo, un tiempo de transformación y conocimiento, los Registros Akashicos se abren a todos, están disponibles para toda la humanidad con el fin de favorecer su proceso evolutivo.